NAZARENO
Pueblito escondido tras la Sierra de Santa Victoria
~
SALTA - Argentina
Para pantallas 800x600 intente acá          


Foto: Miguel Medina

MUSICA de FONDO                     [volumen]........


Era el 21 de Noviembre de 2008. Estábamos en La Quiaca un grupo de ocho amigos en cinco camionetas.

Miguel Medina acompañaba a Alejandro Danzi en su Toyota Land Cruisser, Denis Garione y Flavio Yarade viajaban solos, cada uno en su respectiva Land Cruisser, Jorge Alonso llevaba de acompañante a Jorge Jaime en su Land Rover Defender, mientras que Carlos Lucchini me llevaba de acompañante y copiloto en su Suzuki Vitara.

Veníamos de una extenuante expedición de una semana por los volcanes fronterizos de Argentina, Bolivia y Chile.
Como todo había salido a la perfección, nos "sobraba" un día, es el día que siempre dejamos libre en el cronograma tentativo, "por lo que pudiere pasar".

Ya antes de salir de Bs As pensábamos que si ese dia quedaba vacante, lo utilizaríamos para conocer Nazareno, una de las tres cabeceras departamentales de la Pcia de Salta a las que solo se puede llegar desde Jujuy, previo cruce por la Cordillera de Santa Victoria.

En la Quiaca se oyeron voces de quienes pretendían reemplazar Nazareno por un tour de compras de chucherías chinas en Villazón, Bolivia, voces que fueron ignoradas olimpicamente

En realidad ya eran más de las cuatro de la tarde. Ese día había comenzado en Santa Catalina, continuado en Pizcuno (fiesta de 100 años de la escuela) y de allí visita a los hitos fronterizos con Bolivia. Repostar combustible en La Quiaca y, camino a Nazareno, una rápida visita a Yavi.

Teníamos referencias que el camino a Nazareno no sería sencillo, ya que atravesaba dos abras de considerable altura (a una de ellas la mentaban como de 5.000 msnm, cosa que me extrañaba).

Finalmente fue un viaje lleno de sorpresas y de aprendizaje.
 


La zona de la travesía.
Mapas para GPS en ViajerosMapas.com


Foto: Flavio Yarade
Primera visita, el Pueblo Histórico y "Comunidad Aborigen" de Yavi,
con personería jurídica, como todas las comunidades aborígenes de la zona.


Para pantallas 800x600 o enlaces de baja velocidad, intente
acá


Foto: Carlos Lucchini
Una rápida visita a su antiquísima iglesia.


Foto: Carlos Lucchini


Foto: Carlos Lucchini
Con un altar finamente decorado.


Foto: Carlos Lucchini
La casa hacienda de Yavi del Marquesado de Tojo.
En esta oportunidad estábamos muy apurados, pero el pueblo amerita una visita con tiempo
para apreciar sus lugares y aprender su historia. Un marquesado que subsistió al Virreynato.


Foto: Carlos Lucchini
Casa típica de Yavi.


La primera sorpresa fue, que a partir de las cercanías de Cóndor, el camino resultó muy bueno, ancho y parejo.
Si bien sube considerablemente, lo hace de forma relativamente suave. Evidentemente es una traza nueva.

Abajo íbamos dejando la planicie Puneña donde se destaca la laguna de Pozuelos. A lo lejos, hacia el oeste, veíamos los gigantescos volcanes que visitáramos en días anteriores donde limitan los tres paises.

Arriba, el abra.
Primero el Abra de Cóndor de 4.501 metros por sobre el nivel de los mares.

Allí ingresamos a la provincia de Salta y es el Km 0 de la Ruta Provincial 145-S que en 53 Km debe arribar a Nazareno.

Poco más adelante dos chicos que salieron de una escuela (¿?) hacen dedo, Denis que viajaba solo los levanta. Van hasta San Francisco, a orillas del Río Bacoya que tiene sus nacientes por alli, más adelante y mucho más abajo.

Pasamos por Mina Santa Rosa, una gran mina abandonada y luego una pronunciada bajada nos lleva a cruzar el "badén del Bacoya", allí bajan los chicos y siguen caminando.

Venimos deslumbrándonos a cada paso por un paisaje completamente distinto al que vimos los últimos días. Si bien continuamos "entre montañas" y estas son de menor altura, acá los precipicios son mucho más pronunciados, la sensación de grandiosidad es diferente...

Volvemos a subir.

La calzada ensanchada y bien cuidada nos lleva nuevamente a las alturas. Esta vez es el abra del Cerro Fundición (que tiene 5.050 metros..., el cerro...) el abra tiene unos respetables 4.754 metros de altura.

Vemos varios desvios que salen esporádicamente a ambos lados de la carretera principal, nos llenan de intriga, y de argumentos para nuevos viajes...

El sol se quiere ir y circulamos entre nubes.

No podemos ver hacia abajo, parece que volaramos en un jet por sobre las nubes que tapan todo.

En un momento se abren y el espectáculo que vemos nos deja boquiabiertos.

Allá abajo se ve un pueblito, a su lado y sobre una meseta perfectamente plana mas casas y, lo que parece ser una imponente mansión. Los rayos de sol juegan a las escondidas con retazos de nubes que no se quieren ir.

A medida que se despeja la vista, nos damos cuenta de dónde estamos nosotros...
Estamos al final de un interminable zigzag de pliegues y repliegues que sube desde aquel pintoresco pueblito.
Estamos en la cumbre y deberemos descender.

Cada curva, cada pliegue, cada rincón de aquel camino merece una foto.

Estamos empachados, "pipones" de paisajes... Ya nadie se acuerda de Villazón y las chucherías chinas, ya cambió el ánimo, sería imposible que no sucediese ante este espectáculo.

Saboreamos y estiramos cada minuto de aquella bajada hasta que finalmente pasamos por la meseta de la gran mansión, a cuyo frente un cartel explicaba que era la Hostería de Turismo que la provincia construye alli, para que, segura y lamentablemente luego de una frustrada administración oficial, termine "concesionada" por dos pesos en manos de algún amigo del poder...

Una última bajada, un cruce de un afluente del Río Nazareno y ya estamos en la empedrada calle principal del pueblo.

Buscamos alojamiento (la Hostería Provincial no esta concluída) y terminamos en la "Muni" dónde nos ofecen camas por "cinco pesos", en dos habitaciones comunales.

Veníamos de dormir en las camionetas en medio de la Puna así que aquel ofrecimiento nos pareció un regalo del cielo.
 


Foto: Carlos Lucchini
Subiendo a la Cordillera de Santa Victoria, dejamos abajo el pueblito jujeño El Cóndor


Foto: Flavio Yarade
Ya el el Abra del Cóndor (4.501msnm) dejamos Jujuy e ingresamos a la provincia de Salta.
Los carteles nos indican que estamos en el Km cero de la RP 145-S y que nos hallamos a 55Km de nuestro destino.


Foto: Flavio Yarade
La bajada comienza con suaves curvas en un ambiente abierto y una calzada bien conservada.


Foto: Flavio Yarade
Más adelante la calzada continúa en buen estado, aunque un poco más angosta.


Foto: Carlos Lucchini
La caravana comienza a descender en zig-zag...


Foto: Eduardo Cinícola
Bajamos así hasta el badén del Bacoya.


Foto: Eduardo Cinícola
Atrás no siguen "las grandotas",
Mientras vemos llamas en sus corrales...


Foto: Flavio Yarade
El chichorrito, abriendo camino...


Foto: Flavio Yarade
Bifurcaciones que nos dejan intrigados...
Mientras, las nubes bajan casi al nivel del piso.
O, mejor dicho nosotros subimos al nivel de las nubes...


Foto: Eduardo Cinícola
El nuevo ascenso al siguiente abra nos mete en la neblina...


Foto: Flavio Yarade
Las nubes vienen ahora desde abajo, impulsadas por una leve brisa...


Foto: Eduardo Cinícola
Seguimos subiendo.


Foto: Flavio Yarade
Una raja en la montaña nos dice que estamos pasando el Abra del Cerro Fundición.


Foto: Miguel Medina
El cartel se presta a confusión.
Indica la altura del Cerro, el abra está a 4.754msnm


Foto: Miguel Medina
Comienza la bajada.
La carretera se angosta, no hay lugar para alguien que venga de frente.


Foto: Miguel Medina
Allá, varios "rulos" más abajo, descienden los primeros.


Foto: Miguel Medina
Estamos más alto que las crestas de las montañas contiguas.


Foto: Miguel Medina
Continuamos por la cornisa.


Foto: Flavio Yarade
Las nubes vuelven a envolvernos.


Foto: Flavio Yarade
El camino no permite errores.


Foto: Carlos Lucchini
Estamos realmente muy alto.


Foto: Carlos Lucchini
En una de las detenciones hallamos esta piedra con extrañas cristalizaciones teñidas por distintos minerales.


Foto: Flavio Yarade
Repentinamente las nubes comienzan a abrirse y nos dejan ver unas casitas en el fondo del precipicio.


Foto: Flavio Yarade
Unas casitas desperdigadas y lo que aparenta ser un pueblito.


Foto: Carlos Lucchini
Las nubes juegan con el sol, mostrando y escondiendo el paisaje.


Foto: Carlos Lucchini
¿Son casitas, aquellas colgadas de las laderas?


Foto: Flavio Yarade
¿Se despejarán las nubes para dejarnos ver?


Foto: Alejandro Danzi
Debemos seguir bajando


Foto: Flavio Yarade
Nuevamente la meseta con algunas casas y, más abajo el pueblo.


Foto: Carlos Lucchini
Pero... ¿Qué vemos en la meseta?
¿Qué será esa fastuosa construcción en este alejado lugar de modestas casitas de adobe y techos de calamina?


Foto: Carlos Lucchini
Al principio nos pareció la casa de algún acaudalado.


Foto: Carlos Lucchini
Acercando más podemos observar que están en prena tarea de construcción.
Luego el cartel nos anotició que se trataba de la Hostería que la provincia está construyendo allí.


Foto: Eduardo Cinicola
El pueblito se mostraba "populoso", pero aún estaba muy lejos.


Foto: Flavio Yarade
Las tres Land Cruisser en su descenso.


Foto: Flavio Yarade
La Vitarita, que nos llevaba a Lucho y a mí.


Foto: Carlos Lucchini
Muchos rulos nos faltan desenredar para llegar abajo.


Foto: Flavio Yarade
Allá vamos. Parece que Jorge nos quiere pasar por arriba !!


Foto: Alejandro Danzi


Foto: Alejandro Danzi
Uno de los cientos de retomes


Foto: Carlos Lucchini
La bajada nos dejará los brazos cansados de tanta curva y contracurva.


Foto: Flavio Yarade
Quienes vienen detrás todavía deben recorrer más cornisa...


Foto: Carlos Lucchini
Bueh... solo unas pocas curvas más y llegamos !!


Foto: Flavio Yarade
¡ Vamos Alejandro que falta poco !


Foto: Flavio Yarade
Pero no te descuides que el fondo está lejos !!


Foto: Flavio Yarade
Muy bonito...


Foto: Flavio Yarade
Ya llegamos !


Foto: Flavio Yarade
Por la calle central de Nazareno, buscamos alojamiento.


Foto: Carlos Lucchini
Lo encontramos en la Municipalidad.


Esa noche nos enteramos que el camino no terminaba allí, como erroneamente suponíamos.

No, lo habían abierto por unos kilómetros más hasta Cuesta Azul.

¿Cuesta Azul? No podremos irnos de allí sin conocerla.

¿Y dónde queda?

¿Solo 10 kilómetros al sur? ¿Aguas abajo por el Río Nazareno?

¿Y no habrá una salida que continúe más hacia el sur y que nos permita unir Nazareno con Iruya?

Aunque sea por el lecho del río !!

~ o - 0 - o ~

El día siguiente nos depararía una insólita sorpresa...


 


  Sigue acá...                        

           
EDUARDO CINICOLA
Noviembre de 2008            



Menú Principal de VIAJEROS 4x4